Agua embotellada ¿Provoca la reaparición de caries?

“No es el agua lo que provoca la caries”, afirma Jack Cottrell, cirujano dental, presidente de la Asociación Dental (CDA) de Canadá en MedPage Today. “Es la falta de fluoruro”.

Se ha comprobado que el fluoruro, un mineral natural, previene la formación de caries. El fluoruro penetra fácilmente en el esmalte de los dientes, especialmente en el caso de los niños cuyos dientes están creciendo, y una vez que los dientes están desarrollados, el fluoruro hace que toda la estructura dental sea más resistente a la caries. La falta de fluoración del agua embotellada fue un tema tratado en el Congreso Odontológico Mundial celebrado en Montreal, como parte de un debate general sobre el repentino incremento de las caries en los niños.

Los sospechosos de siempre, es decir, los bocadillos, los refrescos y la falta de supervisión paterna en los alimentos que consumen los niños, fueron establecidos por el Congreso Odontológico Mundial como factores que, aún en la actualidad, siguen provocando la formación de caries. Pero, durante el 2004, los estadounidenses bebieron cerca de 6.8 mil millones de galones de agua embotellada, casi un 9% más de lo que habían bebido durante el año anterior.

A medida que aumenta la cantidad de personas que beben agua embotellada, disminuye el porcentaje de gente que incorpora suficiente fluoruro para prevenir la formación de caries. Según la Asociación Dental Americana, si el agua embotellada es su principal fuente de agua potable, es posible que esté perdiendo los beneficios que tiene el fluoruro para prevenir la formación de caries.

Una técnica que ya lleva 60 años, la fluoración del agua de la comunidad se considera de fundamental importancia:

La mayoría de las caries pueden prevenirse si se combina la fluoración con sellantes dentales y otros productos con fluoruro, como la pasta dental.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) ubican la fluoración del agua entre los 10 principales logros del siglo 20, en el ámbito de la salud pública. La Asociación Dental Americana y Delta Dental, entre otros líderes de la industria, apoyan activamente el uso de fluoruro para prevenir y reducir la incidencia de la formación de caries.

Según lo arrojado en estudios llevados a cabo por Task Force on Community Preventive Services, un grupo independiente designado por el director de los CDC, la formación de caries entre los niños (de entre 4 y 17 años) se redujo en un promedio de 29% luego de que el agua fuera fluorizada.

Cómo incorporar fluoruro en cantidad suficiente

Si usted o sus niños no beben suficiente agua fluorada, aquí le indicamos a qué productos debe recurrir para incorporar más fluoruro a su dieta:

Alimentos y bebidas de venta al público que estén fortificados con fluoruro (actualmente existen en Estados Unidos 20 embotelladoras de agua que ofrecen productos con fluoruro).

Pastas dentales con fluoruro y/o gel o esmaltes con fluoruro de uso profesional. Estos productos pueden contribuir a fortalecer los dientes, puesto que endurecen la superficie esmaltada exterior.

Suplementos de fluoruro (tabletas, cápsulas o grageas). Los suplementos sólo se obtienen con prescripción médica y se recomiendan para niños de entre seis meses y 16 años que residen en áreas cuya agua no se ha sometido a fluoración.

Se menciona el agua embotellada como un factor que contribuye a la reaparición de caries. MedpageTODAY. Parte de la información es cortesía de la Academia de Odontología General. Parte de la información es cortesía de Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.