Cepíllese y use hilo dental con regularidad para una buena salud oral

Cepillarse los dientes y usar hilo dental son partes importante de su rutina diaria. Pero no es suficiente con cepillarse dos veces al día y usar hilo dental una vez, debe hacerlo correctamente.

Aquí le enseñamos cómo:

Técnica para el cepillado

El cabezal de su cepillo debe ubicarse al lado de los dientes y las puntas de las cerdas a un ángulo de 45 grados de las encías.

Mueva el cepillo hacia adelante y atrás varias veces en cada lugar, usando golpes cortos y un movimiento de fregado.

Mantenga las cerdas formando un ángulo contra las encías mientras cepilla tanto las superficies internas como las externas de cada diente.

Cepille las superficies de la mordida en forma recta.

Limpie las superficies internas de los dientes frontales inclinando el cepillo verticalmente y haciendo varios movimientos hacia arriba y abajo con el frente del cepillo.

Al finalizar cepille su lengua, lo cual ayuda a eliminar las bacterias de su boca.

Consejos de cepillado

Cepille sus dientes delicadamente, con movimientos cortos. Aplique la presión justa para sentir las cerdas contra las encías. Si está aplastando las cerdas, está cepillando demasiado fuerte.

Reemplace su cepillo de dientes aproximadamente cada dos o tres meses y tan pronto como las cerdas estén desgastadas o dobladas. Un cepillo de dientes desgastado no limpia sus dientes de forma adecuada y pueden lastimar sus encías. También debe reemplazar su cepillo de dientes después de tener un resfrío.

Asegúrese de llegar a todos los dientes. El cepillo sólo puede limpiar uno o dos dientes a la vez, por lo tanto debe mover el cepillo de dientes con frecuencia.

Use una pasta dental que contenga fluoruro.

Evite los cepillos de dientes con cerdas duras, ya que pueden dañar sus encías. Use un cepillo con cerdas suaves de puntas redondeadas.

Consulte con su dentista para que le recomiende el tipo de cepillo de dientes más adecuado para usted.

Técnica para usar hilo dental

Corte aproximadamente 46 centímetros de hilo dental y enrolle la mayor parte alrededor de uno de sus dedos medios. Enrolle el resto del hilo alrededor del mismo dedo de la otra mano. Este dedo hará pasar el hilo a medida que lo usa.

Mantenga el hilo tirante (sin partes flojas) entre las dos manos, dejando tres centímetros de hilo entre las dos. Guíe el hilo dental entre sus dientes usando un suave movimiento de sierra.

Cuando el hilo dental llegue a la línea de las encías, haga una curva con forma de C con el hilo contra los dientes. Deslícelo delicadamente por el espacio entre la encía y el diente hasta que sienta resistencia.

Sostenga el hilo contra el diente. Raspe suavemente el lateral del diente, alejando el hilo dental de la encía.

Repita esta técnica en todos sus dientes, incluso los de atrás.

Consejos para usar hilo dental

Establezca un patrón regular para usar el hilo dental sin saltearse ningún diente.

Al igual que con el cepillado, el hilo dental debe usarse delicadamente. El uso inadecuado de hilo dental puede lastimar sus encías.

Si no ha usado hilo dental con regularidad, es posible que sus encías sangren y estén doloridas durante los primeros cinco o seis días. A medida que se rompe la placa y se eliminan las bacterias, sus encías sanarán y dejarán de sangrar.

A los ocho años, los niños deben poder usar hilo dental por sí mismos. Para hacerlo más fácil, haga un lazo de hilo dental. Simplemente ate los extremos de un trozo de hilo dental de 26 centímetros, formando un círculo. Mantenga el hilo tirante entre los dedos pulgar e índice y use la técnica mencionada anteriormente.

Un portahilo puede facilitar el uso del hilo dental a quienes no son muy hábiles con los dedos. También hay disponibles palillos y palillos interdentales especiales para aquellos que tienen dificultades con el uso del hilo dental. Consulte con su dentista sobre cuál es la mejor técnica para usted.