Cómo cuidar dientes con correctores

Cuando piensas en correctores dentales, ¿piensas en las tradicionales bandas metálicas grises y brillantes que se usan para enderezar los dientes sólo por la apariencia?

¿Sabías que actualmente los correctores dentales vienen en colores (¡incluso brillantes!) y que problemas de salud tan variados como dolores de cabeza, mandíbula, oído, respiración por la boca y apnea del sueño pueden aliviarse con la correcta alineación de los dientes y la mandíbula? En la actualidad, muchos adultos también usan correctores dentales.

En general, los correctores dentales se colocan en pacientes de entre 10 y 14 años para enderezar dientes torcidos o apiñados. “Los beneficios de los correctores dentales son muchos”, dice Ken Sutherland, cirujano y especialista dental senior de Delta Dental. “Dientes derechos, una sonrisa atractiva, una mejor función dental y, con frecuencia, una mejor salud general son los resultados del uso de correctores dentales”.

A continuación encontrarás las respuestas a algunas preguntas sobre cómo mantener la comodidad y la salud mientras se usan correctores dentales.

¿Por qué es tan importante la buena higiene oral cuando se usan correctores dentales? Los alimentos y la placa pueden quedar atrapados en los pequeños espacios que hay entre los correctores dentales y los alambres, lo que genera caries y manchas en el esmalte. Los alimentos también pueden reaccionar ante las bacterias de la boca y el metal de los correctores dentales, produciendo un efecto blanqueador que puede originar pequeñas manchas claras y permanentes en los dientes.

¿Cómo se deben limpiar los dientes y los correctores dentales? Lo mejor es cepillarse los dientes después de cada comida y usar hilo dental o un hilo especial para ortodoncia (disponible en las farmacias) al menos una vez por día para limpiar entre los correctores dentales y debajo de los alambres. Mírate los dientes en un espejo para asegurarte de que hayas eliminado todas las partículas de alimentos. Si en algún momento no tienes un cepillo de dientes, enjuágate bien la boca con agua.

¿Qué se siente tener correctores dentales? Los alambres que se usan para desplazar los dientes generalmente se ajustan en cada consulta con el dentista u ortodoncista. Esto genera presión sobre los dientes y alguna molestia. Comer alimentos blandos y tomar un analgésico como acetaminofén (por ejemplo, Tylenol®) puede ayudar. Además, los correctores dentales rozan la parte interna de los labios. Si esto es un problema, puede colocar una cera especial en los alambres para evitar el roce (puede conseguirla en la farmacia y en el consultorio de su dentista u ortodoncista).

¿Cuánto tiempo se deben usar los correctores dentales? Depende de lo complicado que sea el problema de espacio u oclusión (mordida). La mayoría de los correctores dentales se usan de 18 a 30 meses. Después de quitarlos, el paciente usa un retenedor para mantener la posición de los dientes mientras se fijan y alinean los tejidos que rodean los dientes enderezados recientemente.

¿Se debe evitar algún alimento? Sí. Los dulces, los refrescos y otros alimentos ricos en azúcar y almidón pueden favorecer la formación de caries en los dientes y la enfermedad de las encías. Los alimentos pegajosos y duros (caramelos, dulces masticables, goma de mascar y frutas secas) se pueden adherir a los correctores dentales y hacer que sean difíciles de quitar. Morder y masticar alimentos duros, como algunas golosinas y frutos secos, hielo, carne seca y palomitas de maíz, puede quebrar los alambres y aflojar los correctores dentales. Evita dañar los alambres de los dientes delanteros cortando las zanahorias, manzanas y otros alimentos crocantes y saludables en trozos del tamaño de una mordida antes de comerlos.

Parte de la información es cortesía de la Academia de Odontología General.Your Magazine, octubre de 2003.

Última actualización: enero de 2012

La información de salud oral de este sitio web se proporciona sólo con fines educativos. Siempre debe consultar a un dentista con la licencia correspondiente o con otro profesional de cuidados de salud calificado, por cualquier duda acerca de su salud oral.