Embarazo y salud oral

¿De qué manera afecta el embarazo a mi salud oral?

Es un mito que los dientes de la madre pierden calcio durante el embarazo. El calcio que el bebé necesita tú se lo proporcionas a través de la dieta, no de tus dientes. 

Sin embargo, si el calcio de la dieta es inadecuado, tu cuerpo recurrirá a la reservas de este mineral en tus huesos. Una ingesta adecuada de productos lácteos, vegetales de hoja verde (brócoli, col rizada, hojas de mostaza) o los suplementos que tu obstetra pueda recomendar ayudarán a garantizar que obtengas todo el calcio que necesitas durante el embarazo.

Es posible que experimentes algunos cambios en tu salud oral durante el embarazo. Los cambios principales se deben a un aumento repentino en las hormonas, particularmente un aumento en el estrógeno y la progesterona, que pueden causar que los tejidos de tus encías exageren una reacción normal a la placa. La placa es una película pegajosa e incolora de bacterias que cubre tus dientes. Si no eliminas la placa a diario puede endurecerse con el tiempo, convertirse en sarro y aumentar el riesgo de contraer gingivitis, un cuadro que causa encías rojas, hinchadas y tiernas que son más propensas a sangrar. La denominada “gingivitis del embarazo” afecta a la mayoría de las mujeres embarazadas en cierta medida, y por lo general comienza a aparecer durante el segundo mes. Si ya tienes gingivitis, es probable que esta afección empeore durante el embarazo. Si no te tratas, la gingivitis puede causar periodontitis, una enfermedad más seria de las encías.

Las mujeres embarazadas también están en riesgo de desarrollar tumores, bultos inflamatorios no cancerígenos que se desarrollan cuando se irritan las encías hinchadas. Por lo general, los tumores no se sacan y se achican por sí solos luego del nacimiento del bebé. Pero si el tumor resulta incómodo e interfiere para masticar, lavarse los dientes u otros procedimientos de higiene oral, el dentista puede decidir extirparlo.

¿Cómo puedes evitar estos problemas?

Puedes prevenir la gingivitis manteniendo limpios tus dientes, especialmente cerca de la línea de la encía. Debes lavarte los dientes con pasta dental con fluoruro al menos dos veces al días, después de cada comida, si es posible. También debes utilizar hilo dental todos los días. Si el cepillado exacerba la enfermedad en la mañana, enjuaga la boca con agua o con enjuague bucal antiplaca y con fluoruro. Las limpiezas más frecuentes por parte del dentista reducirán la irritación en las encías, ayudarán a controlar la placa, prevenir la gingivitis y disminuir la posibilidad de tumores durante el embarazo. Asegúrate de verificar tus beneficios dentales, ya que algunos planes de beneficios de Dentegra cubren una limpieza adicional para mujeres embarazadas.

¿De qué manera afecta tu salud oral en la salud de tu bebé?

Nuevas investigaciones indican que hay una posible relación entre las enfermedades en las encías y los bebés prematuros con bajo peso. El exceso de bacterias puede ingresar al flujo sanguíneo a través de tus encías. Si esto sucede, las bacterias pueden viajar al útero y activar la producción de unos químicos denominados prostaglandinas, que se sospecha que inducen el parto prematuro. Aunque los resultados no son concluyentes y se necesitan más estudios, sí sabemos que el cuidado dental preventivo durante el embarazo mejora la salud oral y la salud general y es seguro tanto para la madre como para el hijo.

¿Hay procedimientos dentales que debes evitar?

Los procedimientos electivos que pueden posponerse deben dejarse para después del nacimiento del bebé. Sin embargo, los procedimientos que no son de emergencia por lo general pueden realizarse durante el embarazo: el mejor momento para cualquier tratamiento dental es del cuarto al sexto mes. Las mujeres que a causa de un dolor agudo necesiten atención odontológica de urgencia podrán ser atendidas durante cualquier trimestre de gestación, pero sería conveniente que consultaran con su obstetra durante las emergencias que requieran el uso de anestesia o medicamentos recetados. La Asociación Dental Americana recomienda evitar rayos X de rutina o electivos durante el embarazo.

¿Cuándo deberías visitar a tu dentista?

Si tienes planeado quedar embarazada o sospechas que estás embarazada debes ver a un dentista inmediatamente. De lo contrario, debes programar un chequeo durante tu primer trimestre para determinar si necesitas una limpieza. El dentista evaluará tu cuadro oral y diagramará un plan dental para el resto del embarazo. También se recomienda una visita al dentista en el segundo trimestre para hacerse una limpieza, monitorear cambios y evaluar la eficacia de tu higiene oral. Dependiendo del paciente, es posible que se programe otra cita para principios del tercer trimestre, pero estas citas deben ser lo más breves posibles.

Si notas algún cambio en tu boca durante el embarazo, visita a tu dentista. Los expertos en odontología dicen que es importante no descuidar la salud oral durante el embarazo. Tu salud oral es una parte importante de la salud general y los hábitos de una buena higiene oral no sólo ayudan a prevenir los problemas bucales durante el embarazo, sino que también pueden afectar de manera positiva la salud de tu hijo aún no nacido.

Fuente: How does pregnancy affect my oral health? Academia de Odontología General

Última actualización: junio de 2008