¿Fiestas de fin de año? Mantenga su aliento fresco y su sonrisa reluciente

Cepillarse los dientes durante dos o tres minutos, al menos dos veces al día, y usar hilo dental a diario son la base para tener una sonrisa saludable y brillante, y un aliento fresco. 

El cepillado y el uso del hilo dental ayudan a eliminar la placa y los restos de comida que ocasionarán las caries y el mal aliento.

Consejo para un aliento fresco: cuando cepille sus dientes agregue otro paso a su rutina y cepíllese o raspe la lengua. Esto eliminará cualquier residuo que pueda acumularse entre las papilas gustativas y los pliegues de la lengua. Puede comprar un raspador de lengua para esta tarea o utilizar su cepillo de dientes.

Refrigerios saludables para las festividades

En las fiestas de fin de año, en vez de (o además de) dulces, pasteles y galletas, mastique una zanahoria, un tallo de apio o una manzana. Los refrigerios de frutas y vegetales frescos y crocantes ayudan a eliminar la placa y la comida que queda entre los dientes, y aumentan el flujo de saliva para ayudar a arrastrar las bacterias de los dientes, la lengua y las encías, que pueden provocar mal aliento.

Consejo para un aliento fresco: ¡Mastique alguna guarnición! Puede encontrar guarniciones de perejil o de menta en una bandeja festiva. El perejil ayuda al aliento, ya que contiene clorofila, conocido como desodorizante del aliento. Masticar algunas hojas de menta salvaje refrescará su aliento en un santiamén.

Para brindar

Si quiere mantener su sonrisa brillante debe evitar beber refrescos, té negro, café y vino tinto, ya que pueden manchar sus dientes. Si toma estas bebidas puede usar un sorbete para prevenir la decoloración de los dientes superiores frontales o puede enjuagarse la boca con agua inmediatamente después de consumir estas bebidas.

Consejo para un aliento fresco: ¡Beba agua! El agua no mancha sus dientes y ayuda a mantener el mal aliento bajo control porque elimina las partículas de comida y las bacterias, que son la principal causa del mal aliento. Además, la buena hidratación ayuda a evitar la “boca seca”, otra causa del mal aliento. También puede probar beber té verde, de acuerdo a un estudio de la Universidad de Illinois en Chicago, enjuagarse la boca con té verde inhibe el crecimiento de las bacterias que causan el mal aliento.

Aseo rápido durante la fiesta

Algunos enjuagues bucales o refrescantes bucales pueden empeorar un problema de mal aliento al irritar el tejido de la boca por su alto contenido de alcohol. Para refrescar la boca en caso de emergencia, pruebe enjuagarse con una mezcla de agua y unas gotas de aceite de menta, o puede comer un pedazo de dulce sin azúcar o masticar chicle sin azúcar para estimular el flujo de saliva, lo cual ayudará a arrastrar los restos de comida y las bacterias que causan el mal aliento.

Si sigue estos consejos podrá descubrir que además de sentirse seguro gracias a su sonrisa brillante y su aliento fresco, habrá mejorado su salud oral.

Algunos datos son cortesía de la Academia de Odontología General.

Última actualización: Diciembre de 2011