Fumar y la enfermedad de las encías

Entonces, ¿cómo es posible saber si se padece de enfermedad periodontal?

Lee más sobre la periodontitis.

Como si las enfermedades cardíacas y pulmonares no fuesen razón suficiente para dejar de fumar, un nuevo estudio reveló que existe amplia evidencia de otro peligro para la salud que debe considerarse al encender un cigarrillo: la enfermedad de las encías.

Los investigadores dicen que a pesar de que la conexión directa entre el cigarrillo y la enfermedad de las encías se conoce desde hace tiempo, éste es el primer estudio a nivel nacional en demostrar cuán frecuente es el problema.

Según los descubrimientos publicados en el Journal of Periodontology, los actuales fumadores tenían cuatro veces más de probabilidades de tener periodontitis que las personas que nunca fumaron, pero los ex fumadores con una abstinencia de 11 años no enfrentaban un riesgo creciente. En general, casi un 53% de las enfermedades de las encías en el estudio se atribuyó a la acción de fumar.

La investigación también reveló que:

El 55% de los sujetos con periodontitis del estudio fumaban en la actualidad y casi un 22% eran ex fumadores.

Los fumadores actuales de más de 1-1/2 paquetes de cigarrillos por día tenían casi seis veces más de probabilidades que los no fumadores de contraer periodontitis.

Aquellos que fumaban menos de medio paquete por día tenían casi tres veces más de probabilidades de contraer la enfermedad.

Los indicadores muestran que el tabaco puede suprimir el sistema inmune del cuerpo, al reducir su capacidad para combatir la infección. Fumar también limita el crecimiento de los vasos sanguíneos, al retrasar la cicatrización del tejido de las encías dañado.

Robert Silverman, cirujano dental, especialista de Delta Dental, dice que hay un punto positivo del estudio: dejar de fumar o nunca empezar reducirá enormemente el riesgo de contraer la enfermedad de las encías.

El Dr. Silverman expresa: “La moraleja es: si quieres conservar tus dientes y tu vida, no fume.”