Los adultos mayores y la salud oral

Un cuidado oral adecuado puede mantenerlo sonriendo hasta bien entrada la jubilación. Contrario a lo que se cree comúnmente, la pérdida de dientes es principalmente el resultado de enfermedades orales evitables y no el resultado del proceso de envejecimiento. Cuidar sus dientes puede ayudar a que duren de por vida.

Necesidades especiales para adultos mayores

A medida que uno envejece, las necesidades dentales se vuelven cada vez más especializadas, lo que hace que las consultas regulares al dentista sean esenciales. Algunos problemas comunes con los que hay que tener cuidado son:

Enfermedad en las encías (periodontal). La mayoría de las personas no se da cuenta de lo importante que es cuidar las encías al igual que los dientes. La enfermedad de las encías es una infección del tejido que sostiene a los dientes y es la principal causa de pérdida de dientes en las personas. La mayoría de los adultos muestra algunas señales de enfermedad en las encías. Conozca más sobre enfermedad de las encías.

Gingivitis. Es la etapa inicial de la enfermedad de las encías que se puede revertir con una buena higiene oral y tratamiento profesional. La gingivitis es causada por las bacterias que se encuentran en la placa. Los síntomas de la gingivitis incluyen inflamación y enrojecimiento de las encías y posible sangrado al cepillar. Si tiene cualquiera de estos síntomas, consulte a un dentista de inmediato. Si no se trata, la gingivitis puede avanzar y convertirse en una periodontitis.

Periodontitis. Una forma más grave de la enfermedad de las encías, que afecta a más de la mitad de las personas de entre 65 y 74 años de edad. Esta infección bacterial causa el daño de las encías y del hueso que sirve de soporte a los dientes. Es posible que sus encías comiencen a retraerse de los dientes. En los casos más graves, el hueso que sostiene a los dientes se destruye y, si no recibe tratamiento, puede llevar a la pérdida de éstos.

Caries. A medida que envejecemos, las encías se pueden retraer debido a los daños causados por un cepillado demasiado fuerte o por la enfermedad de las encías. La retracción de éstas hace que las superficies de las raíces de los dientes queden expuestas, ya que son más suaves y porosas y, por lo tanto, más susceptibles a las caries que la corona del diente. Conozca más sobre caries en los adultos.

Cáncer de boca. El cáncer de boca ocurre frecuentemente en personas de más de 40 años de edad. Consulte a un dentista de inmediato si nota alguna mancha roja o blanca en las encías, la lengua u otro tejido oral, y vigile las llagas que no se curan en un plazo de dos semanas. Desafortunadamente, a menudo el cáncer de boca es difícil de detectar en la etapa inicial, cuando puede ser curado con más facilidad. Su dentista debe realizar un examen de cabeza y cuello en busca de señales de cáncer durante sus chequeos regulares. Conozca más sobre cáncer de boca.

Boca seca. Muchos adultos mayores toman medicamentos que pueden causar cambios en los tejidos orales, como disminución de la saliva, lo que produce sequedad en la boca. Debido a que la saliva desempeña un rol importante en la prevención de las caries, ya que produce un enjuague que remueve las bacterias y las partículas de alimentos y neutraliza los ácidos dañinos, debería consultar con su dentista las formas de tratar la boca seca. Conozca más sobre sequedad en la boca o los medicamentos que pueden causarla y otros efectos secundarios para la salud oral.

Dificultad para cepillarse y usar el hilo dental. Si tiene artritis, se le puede dificultar el cepillado y el uso del hilo dental. Consulte con su dentista las formas de superar este problema. Ciertos productos dentales están diseñados para hacer que el cuidado oral sea más cómodo. Quizás podría atar el cepillo de dientes a un objeto más grande, como una pelota, para que sea más cómodo manipular el cepillo. Los cepillos de dientes eléctricos hacen un buen trabajo eliminando la placa y pueden serle de ayuda haciendo parte del trabajo por usted. La mayoría de las farmacias tiene accesorios disponibles para ayudar a que el uso del hilo dental sea más fácil.

Acceso limitado al dentista. Algunos adultos mayores tienen menos acceso a los servicios dentales debido a falta de transporte, condiciones médicas o movilidad limitada. Los miembros de la familia o los cuidadores pueden desempeñar un rol importante ayudando a programar consultas dentales frecuentes para los adultos mayores que no pueden salir de la casa o aquellos que están en residencias de ancianos. Los adultos mayores que estén planeando ingresar a una residencia o asilo de ancianos deben averiguar sobre el servicio de cuidado dental de la institución.

Mantener la salud general

Las consultas frecuentes al dentista pueden hacer más que mantener sus dientes saludables, pueden decirle mucho al dentista sobre su salud general. Una nueva investigación sugiere que una buena salud oral es esencial para tener una buena salud general y una alta calidad de vida. La mejor manera de lograr una buena salud oral es prevenir las enfermedades mediante el cepillado y el uso del hilo dental diarios y las consultas regulares al dentista.

Parte de la información es cortesía de la Academia de Odontología General

Última actualización: Septiembre de 2011

La información de la salud oral en este sitio web tiene fines educativos únicamente. Siempre debe consultar a un dentista con la licencia correspondiente o con otro profesional de cuidados de salud calificado, por cualquier duda acerca de su salud oral.