Los sellantes pueden detener las caries antes de que aparezcan

Cómo cuidar los dientes de tus hijos

¿Sabías que la Academia Americana de Odontología Pediátrica recomienda llevar a tu hijo al dentista antes de que cumpla un año?

Lee más sobre cuidado dental para niños

Los niños tienden a tener caries por la forma natural de sus dientes en desarrollo. Cuando a los 6 años aparecen las primeras muelas, se forman grietas profundas, llamadas fosas y fisuras, en las superficies de la mordida de estos dientes posteriores. Las fosas y fisuras son tan angostas que las cerdas del cepillo no llegan hasta ellas, lo cual dificulta la limpieza; no obstante, estas fosas ofrecen el espacio suficiente para el desarrollo de bacterias.

Los hábitos alimenticios de tus hijos también causan caries, pues sus dietas incluyen a menudo dulces. En general, los niños se cepillan solos los dientes a los 6 años y es posible que no lo hagan correctamente. Raramente se cepillan con la frecuencia necesaria y puede que la técnica que utilizan deba ser revisada por un adulto.

¿Qué hacer? Los sellantes pueden ser la solución

Los sellantes dentales pueden proteger a los niños de las caries. Los sellantes se aplican en las superficies de la mordida de los molares para que actúen como barrera entre el diente y las bacterias nocivas. Son más efectivos si se aplica a superficies de mordida susceptibles a desarrollar caries tan pronto como aparecen los dientes. Los sellantes funcionan de la siguiente manera: el material de sellado se aplica a la superficie del diente mediante un líquido de “grabado”. El sellante penetra una parte del esmalte dental y se sujeta con seguridad y firmeza al diente. Una vez aplicado, el sellante rellena las hendiduras del diente, fortalece y crea una fina barrera plástica que mantiene las bacterias que causan caries alejadas de las fosas y fisuras.

La aplicación es rápida y sin dolor

Tu hijo estará feliz de saber que no hay torno ni incomodidad con los sellantes. Tanto tu dentista como un higienista dental registrado pueden aplicar los sellantes y esta operación demora menos que colocar un empaste dental.

Después de muchos años de uso, los sellantes han demostrado ser seguros, duraderos y eficaces. Consulta tu cuardernillo de evidencia de cobertura Dentegra para saber si tu plan cubre los sellantes. Por lo general, los sellantes tienen cobertura cuando se aplican a las primeras muelas hasta los 8 años y las segundas muelas hasta los 15 años. Sin embargo, la cobertura para algunos grupos puede variar. Consulta con tu dentista acerca de qué manera tu hijo puede beneficiarse de la aplicación de sellantes.

Otras técnicas de prevención de caries

El cuidado preventivo cotidiano en el hogar, es decir cepillarse y usar hilo dental después de cada comida, también puede ayudar a minimizar los problemas dentales de tus hijos. Desde los dos años, los niños deben comenzar a cepillarse los dientes con la ayuda de los padres. Usa un cepillo pequeño y de cerdas suaves y aplica una pequeña cantidad de pasta dental.

Los niños necesitan una dieta balanceada para ayudar a que su cuerpo, y sus dientes, se desarrollen. El calcio es extremadamente importante para fortalecer los dientes y favorecer el desarrollo del rostro y la mandíbula. Asegúrate de que tu hijo reciba la cantidad de calcio adecuada al proporcionarle comidas ricas en calcio, como leche, yogur y queso, las cuales han demostrado inhibir los efectos de los ácidos dañinos. No fomentes el consumo de dulces con un alto nivel de azúcar o almidón ni comidas pegajosas que puedan prolongar el contacto con los dientes.

Artículos relacionados:

Cómo cuidar los dientes de sus hijos

Última actualización: enero de 2011