Manejo de emergencias dentales

El trauma de las lesiones en la boca y en los dientes se pueden reducir si se toman medidas apenas se produce la lesión. Las sugerencias a continuación podrían ayudarle a aliviar el dolor, acelerar el proceso de cicatrización y quizás hasta salvar un diente después de una emergencia dental.

Dolor de muelas

Si tiene dolor de muelas, limpie con cuidado el área afectada con un cepillo de dientes de cerdas suaves e hilo dental. Enjuague la boca con agua tibia y sal. No coloque una aspirina en las encías o dientes porque puede quemarle. Aplique una compresa fría si tiene hinchazón facial. Tome acetaminofén (por ejemplo Tylenol®) y llame a su dentista lo más pronto posible.

Diente flojo

Si usted o alguien que conoce siente que un diente empuja hacia adelante o hacia atrás, trate de ubicarlo en su posición con muy poca presión. No fuerce el diente en el alveolo. Trate de ir al dentista lo antes posible. El diente se estabilizará y quedará en el lugar hasta que llegue al consultorio dental con una gasa o toalla húmeda.

Diente roto

Primero, enjuague la boca con agua tibia y manténgala limpia. Se necesita cuidado dental de inmediato, por lo tanto, contacte a su dentista enseguida. El tratamiento dependerá de la gravedad de la fractura y puede variar desde limar el área golpeada hasta pegar con un material del color del diente o colocar una corona. Si se ha dañado el nervio también puede necesitar tratamiento de endodoncia.

Lesión en el tejido blando

Si se muerde, corta o pincha la lengua, los labios o las mejillas, puede sangrar. Aplique una presión firme en el área lastimada con una gasa o un paño limpio. Si el sangrado no se detiene en 15 minutos, contacte de inmediato a su dentista o a su médico. Es posible que necesite puntos. Si no sangra, limpie el área con una gasa o un paño limpio con agua tibia. Aplique una compresa de hielo en el área magullada o hinchada y contacte a su dentista para recibir indicaciones.

Independientemente del tipo de lesión, mantener la calma y acudir al dentista rápidamente es lo mejor que puede hacer cuando enfrente una emergencia dental. Para estar preparado para una emergencia también puede llevar un kit de cuidado dental que incluya un pañuelo, gasa, un recipiente pequeño con tapa, solución salina, agua y el número de teléfono de su dentista. Estos elementos adicionales podrían ser beneficiosos para acelerar el proceso de curación.

¿Qué provoca el dolor de muelas?

Aunque las caries son generalmente la causa principal del dolor de muelas, es importante que se realice un examen oral completo para determinar la causa:

Infección

Enfermedad en las encías

Bruxismo (apretar los dientes)

Traumatismo dental

Mordida anormal

Erupción dental (en bebés y niños en edad escolar)

La disfunción de la unión temporomandibular, infecciones sinusales y del oído, así como la tensión de los músculos faciales pueden provocar malestar similar al dolor de muelas, pero muchas veces estos problemas de salud están acompañados de dolor de cabeza.

El dolor alrededor del diente y la mandíbula pueden ser síntomas de enfermedades cardíacas, como las anginas. Si su dentista sospecha que una enfermedad puede ser la causa de su dolor de muelas, es posible que lo derive a su médico.

Si sufre de dolor de muelas puede tener caries o una enfermedad en las encías en estado avanzado. El primer síntoma de las caires puede ser el dolor que siente al comer algo dulce, muy frío o muy caliente. Si la pulpa, la parte interior del diente que contiene nervios y tejido, se ha irritado, esto puede causar dolor de muelas.

¿Qué otros síntomas acompañan al dolor de muelas?

Como los síntomas del dolor de muelas se parecen a otros cuadros médicos o problemas dentales, puede ser difícil diagnosticar la causa sin que su dentista realice un examen completo. Si advierte que hay pus cerca del lugar del dolor, es posible que tenga un absceso, lo que provoca que el hueso circundante se infecte. La presencia de pus también puede indicar una enfermedad de las encías, que se caracteriza por la inflamación de los tejidos blandos, hemorragias en las encías y la pérdida ósea anormal alrededor del diente.

Contacte con su dentista inmediatamente si tiene alguno de estos síntomas:

Fiebre

Dificultad para respirar o tragar

Inflamación alrededor del diente

Dolor al morder

Supuración con sabor desagradable

Dolor continuo

¿Cómo puedo aliviar el dolor si no puedo visitar a mi dentista enseguida?

Cualquier persona que sufra de dolor de muelas debe ver a un dentista de inmediato para recibir diagnóstico y tratamiento. Si no se trata, el dolor de muelas y el cuadro que lo origina pueden empeorar. Sin embargo, si no puede programar una cita de emergencia, el siguiente tratamiento de cuidado personal puede aliviar el dolor y la inflamación temporalmente:

Enjuague con agua tibia y sal

Use hilo dental cuidadosamente para eliminar las partículas de alimentos atrapadas entre los dientes.

Tome un analgésico de venta libre, como ibuprofeno (Advil®) o acetaminofreno (Tylenol®) para aliviar el dolor.

Nunca coloque una aspirina u otro analgésico sobre las encías en la zona del dolor, ya que puede quemar el tejido de la encía.

Aplique directamente en el diente y la encía irritados un antiséptico de venta libre que contenga benzocaína para aliviar temporalmente el dolor. La aplicación directa de aceite de clavo de olor (eugenol) también puede ayudar a adormecer las encías. El aceite se puede frotar directamente sobre el área adolorida, o puede humedecer un pedacito de algodón y aplícarlo sobre el diente adolorido.

Si el diente ha sufrido algún traumatismo puede aplicar una compresa fría por fuera de la mejilla para aliviar el dolor o la inflamación.

¿Cómo puede ayudar mi dentista?

Su dentista realizará un examen oral completo para determinar la ubicación y la causa del dolor de muelas, y buscará señales de inflamación, enrojecimiento y daños dentales obvios. También puede tomar rayos X en busca de indicios de caries entre los dientes, un diente traumatizado o quebrado o un trastorno del hueso subyacente.

Su dentista también puede recetar medicamentos para el dolor o antibióticos para acelerar la curación del dolor de muelas. Si para cuando usted acude al dentista el diente se ha infectado, entonces el tratamiento puede requerir la extracción del diente o un procedimiento de endodoncia, que implica extraer el tejido dañado del nervio del medio del diente.

¿Hay manera de evitar un dolor de muelas?

La clave para evitar los dolores de muelas es establecer una rutina de higiene oral frecuente y apegarse a ésta. Por ejemplo, si no se cepilla y usa el hilo dental regularmente después de las comidas, esto puede aumentar significativamente el riesgo de desarrollar caries, las cuales pueden causar dolor de muelas.

Aquí hay algunos consejos para ayudar a reducir el riesgo de padecer dolor de muelas:

Cepíllese por lo menos dos veces al día, preferentemente después de las comidas y los refrigerios.

Use el hilo dental por lo menos una vez al día para prevenir enfermedades en las encías.

Visite al dentista frecuentemente para realizarse exámenes orales y una limpieza profesional.

Información por cortesía de la Academia de Odontología General

Última actualización: junio de 2010

La información de salud oral de este sitio web se proporciona sólo con fines educativos. Siempre debe consultar a un dentista con la licencia correspondiente o con otro profesional de cuidados de salud calificado, por cualquier duda acerca de su salud oral.