¿Qué es la placa?

La placa es una capa suave y pegajosa que se acumula en los dientes y contiene millones de bacterias. Las bacterias de la placa causan caries y enfermedades en las encías si no se eliminan a diario con el cepillado y uso del hilo dental.

Al comer, las bacterias en la placa usan el azúcar de los alimentos para producir ácidos que corroen el esmalte de los dientes. Los ataques reiterados ocasionan la ruptura del esmalte, lo cual resultará en una cavidad (o agujero) en la superficie de los dientes.

La placa que no se remueve a diario con el cepillado y el uso de hilo dental entre los dientes, puede convertirse finalmente en sarro. Cepillarse los dientes y usar hilo dental se torna más difícil a medida que el sarro se acumula en la línea de las encías. Dado que el sarro, la placa y las bacterias siguen aumentando, el tejido de las encías puede enrojecerse, inflamarse y posiblemente sangrar cuando se cepille los dientes. Esto se denomina gingivitis, una etapa temprana de la enfermedad (periodontal) de las encías.

La gingivitis es reversible con una buena higiene oral y tratamiento profesional; sin embargo, si no se trata, la gingivitis puede convertirse en una periodontitis. La periodontitis, una forma más grave de enfermedad de las encías, ocurre cuando la infección bacterial provoca la ruptura de sus encías y del hueso que sostiene los dientes. Es posible que sus encías comiencen a retroceder, retraerse de los dientes. En el peor de los casos, el hueso que los sostiene se destruye y puede ocasionar la pérdida de los dientes.

Luchando contra la placa

La placa es incolora y difícil de ver. Los depósitos grandes de placa pueden ser más fáciles de ver y pueden parecerse a un depósito blanco espeso o alimentos pegados a los dientes. Si no está seguro acerca de sus dientes, pude usar una tableta reveladora (la puede encontrar en su farmacia más cercana) o puede enjuagarse con unas gotas de colorante para alimentos en 60 ml de agua. Las tabletas reveladoras o la solución mancharán la placa temporalmente para que pueda verla con mayor facilidad. Puede cepillarse y usar hilo dental hasta que la mancha desaparezca.

Debido a que la placa crece constantemente en su boca, la mejor manera de eliminarla y prevenir la formación de sarro es cepillando sus dientes y usando hilo dental todos los días.

Cepille sus dientes dos veces al día, usando un cepillo de cerdas suaves y pasta dental con fluoruro para eliminar la placa de la superficie de los dientes y protegerlos del deterioro.

Lávese entre los dientes todos los días (preferentemente antes de irse a dormir) con hilo dental y un limpiador interdental para eliminar la placa de los lugares donde su cepillo no puede alcanzar. Usar hilo dental es esencial para prevenir la enfermedad de las encías.

Debido a que la placa es una sustancia pegajosa, debe cepillarse y usar hilo dental para ayudar a eliminarla. Los enjuagues bucales por sí solos no eliminarán suficiente placa para mantener sus dientes y encías saludables.

Coma una dieta equilibrada y limite los bocadillos entre comidas, los cuales pueden proporcionar más azúcar para las bacterias en la placa que se convierten en ácidos que ocasionan el deterioro.

Visite a su dentista por lo menos dos vez al año para obtener limpiezas profesionales y exámenes bucales.

Información por cortesía de la Academia de Odontología General y la Asociación Dental Americana.

Última actualización: Marzo de 2012