¿Qué son las caries de biberón?

Las caries de biberón son aquellas que se originan por la exposición frecuente de los dientes del niño a líquidos que contienen azúcares. Estos líquidos incluyen, entre otros: leche, fórmula, jugo de fruta, refrescos y otras bebidas azucaradas.

Los azúcares que contienen estos líquidos se fijan alrededor de los dientes y las encías del bebé y sirven de alimento para las bacterias que originan la placa. Cada vez que un niño consume un líquido azucarado, los ácidos atacan los dientes y la encía. Después de varios de estos ataques, los dientes comienzan a cariarse.

El cuadro también se asocia a los bebés que se alimentan con leche materna durante mucho tiempo o a aquellos niños cuyos chupones se humedecen en miel, azúcar o jarabe. Los fluidos dulces que quedan en la boca aumentan las probabilidades de la aparición de caries mientras el bebé duerme.

¿Cómo puedes prevenir las caries de biberón?

Nunca permitas que los niños se queden dormidos con un biberón con leche, fórmula, jugo o cualquier líquido azucarado. Asegúrate de limpiar y masajear las encías del bebé una vez por día para ayudarlo a desarrollar dientes saludables y facilitar la dentición. Envuelve un trozo de gasa humedecido o una toallita alrededor de su dedo y masajea suavemente las encías y tejidos gingivales.

Las acciones para remover la placa deben tomarse cuando aparezca el primer diente del bebé. Al cepillar los dientes del niño, usa un cepillo suave y una cantidad de pasta dental del tamaño de un chícharo. Hasta que el niño aprenda a escupir, utiliza pasta dental sin fluoruro. Los padres deben llevar a su hijo al dentista por primera vez entre los 6 y 12 meses.

¿Qué cambios puedes implementar en la dieta de tu hijo para prevenir las caries de biberón?

La prevención de las caries de biberón puede implicar cambios en la dieta del niño, hacerlo es más sencillo y puede contribuir con el tiempo a lograr una mejor salud oral.

Para implementar estos cambios:

Diluye gradualmente el contenido del biberón con agua durante dos o tres semanas.

Una vez que haya pasado el tiempo, si alimentas al niño con biberón, llénalo con agua y ofrécele al niño un chupón limpio que le haya recomendado su dentista. El único líquido seguro para prevenir las caries de biberón es el agua.

Reduce el consumo de azúcar, especialmente entre comidas.

Los niños deben abandonar el biberón cuando puedan beber de una taza, pero no debes quitarles el biberón demasiado pronto, ya que el movimiento producido por la succión ayuda al desarrollo de los músculos faciales y de la lengua.

¿Por qué debes preocuparte por las caries de biberón?

Alimentar al bebé con una bebida azucarada a la hora de la siesta o a la hora de dormir puede ser nocivo, ya que mientras el bebé duerme, el flujo de saliva disminuye, lo que permite que los líquidos azucarados permanezcan en los dientes del bebé por más tiempo. Si no se trata, puede provocar dolor o infección. Es posible que los dientes con caries graves deban extraerse. Si los dientes se infectan o se caen debido a las caries de biberón, es posible que tu hijo desarrolle malos hábitos alimenticios, problemas del habla, dientes torcidos y una mala dentición durante la edad adulta. Una dentición sana en la niñez muchas veces resulta en una dentición permanente saludable.

¿Qué son las caries de biberón? Academia de Odontología General.

Última actualización: enero de 2012

La información de salud oral de este sitio web se proporciona sólo con fines educativos. Siempre debe consultar a un dentista con la licencia correspondiente o con otro profesional de cuidados de salud calificado, por cualquier duda acerca de su salud oral.