Todo sobre protectores bucales

¿Qué es un protector bucal?

Es un aparato flexible, hecho de plástico, que se usa en actividades deportivas o recreativas para proteger los dientes de traumas.

¿Por qué debo usar un protector bucal?

Para proteger su boca de lesiones. El área de la salud dental apoya unánimemente el uso de protectores bucales en una variedad de actividades deportivas. Más de 200,000 lesiones en la boca y la mandíbula ocurren cada año.

¿Los protectores bucales evitan las lesiones?

Un protector bucal puede prevenir lesiones graves como hemorragias cerebrales, pérdidas del conocimiento, fracturas de mandíbula y lesiones en el cuello, al evitar atascamientos de la mandíbula inferior con la mandíbula superior. Los protectores bucales son efectivos al separar el tejido blando de la cavidad oral de los dientes, lo cual evita laceraciones y hematomas en los labios y las mejillas, especialmente para quienes usan aparatos de ortodoncia.

¿Cuándo debo usar un protector bucal?

Se recomienda el uso de protectores bucales cuando haya muchas posibilidades de entrar en contacto con otros participantes o con superficies duras. Las personas que practican baloncesto, softball, futbol americano, lucha, futbol, lacrosse, rugby, patinaje en línea, artes marciales y deportes recreativos como skateboard y ciclismo deben usar protectores bucales mientras compiten.

¿Por qué los niños deben usar protectores bucales?

Los padres a veces no tienen conocimiento del nivel de contacto y de las posibles lesiones dentales graves que están relacionados con los deportes que practican sus hijos. Algunas escuelas, aunque no todas, reafirman la ventaja para la salud de los protectores bucales en la práctica de deportes de contacto. Los costos pueden ser otra consideración, aunque existe una amplia variedad de precios.

¿Cuáles son los diferentes tipos de protectores bucales?

Protectores bucales prefabricados: Son la opción más económica, pero ofrecen la menor protección debido a que el ajuste es limitado. Puede interferir en el habla y la respiración debido a que este protector bucal requiere que la mandíbula esté cerrada para mantenerse en su lugar. Un protector bucal prefabricado no es aceptable como un dispositivo de protección facial.

Protectores que se les da forma en la boca: Estos protectores bucales vienen tipo “boil-and-bite”; pues se les debe morder y hervir para usarlos. El molde está revestido de acrílico o goma. Cuando se coloca en la boca del atleta, el material de revestimiento del protector se amolda a los dientes y se fija.

Protectores bucales hechos a la medida: La mejor opción es un protector bucal hecho a la medida por su dentista. Ofrece la mejor protección, ajuste y comodidad debido a que está hecho a partir de un molde para adaptarse a sus dientes.

¿Cómo debo cuidar mi protector bucal?

Lave el protector bucal con agua tibia (no caliente) y jabón.

Antes de guardarlo, enjuáguelo con enjuague bucal.

Mantenga el protector bucal en una caja de plástico bien ventilada cuando no lo use. Asegúrese de que la caja tenga varios orificios para que el protector bucal se seque.

El calor es dañino para los protectores bucales, así que no lo deje bajo la luz directa del sol o en un automóvil cerrado.

No doble el protector bucal cuando lo guarde.

No manipule o use el protector bucal de otra persona.

Llame al dentista que hizo el protector bucal si tiene algún problema.

Cortesía de la Academia de Odontología General