¿Los adultos pueden usar correctores dentales?

Los correctores dentales no son sólo para adolescentes. Nunca es demasiado tarde para mejorar tu salud dental y embellecer tu sonrisa. Aproximadamente 1 millón de estadounidenses mayores de 18 años usan correctores dentales.

Tu dentista de cabecera puede ayudarte a determinar si un tratamiento con ortodoncia es la opción adecuada para ti. Es posible que tu dentista general incluso pueda tratar tus problemas de ortodoncia. También puedes solicitar una evaluación y recibir tratamiento de un ortodoncista (especialista en diagnóstico, prevención y tratamiento de los dientes mal alineados).

¿Por qué los adultos necesitan correctores dentales?

Algunos adultos nunca recibieron tratamiento de ortodoncia para corregir problemas como dientes torcidos o apiñados, mordida profunda y prognatismo, posición incorrecta de la mandíbula o trastornos de la articulación de la mandíbula. Si estos problemas no se tratan pueden ocasionar caries, enfermedad en las encías, dolores de cabeza o de oídos y también dificultades para hablar, morder o masticar.

¿El tratamiento de ortodoncia es diferente en adultos?

Los correctores dentales pueden proporcionar a los adultos los mismos beneficios que reciben los niños. Sin embargo, el tratamiento puede durar más. En promedio, un adulto usa correctores dentales de 18 meses a tres años. Al igual que con los niños, los adultos deberán usar un retenedor para mantener los resultados del tratamiento después de que les quiten los correctores dentales.

¿Cuánto cuestan los correctores dentales?

El costo de los correctores dentales depende del tipo que elijas. En promedio, los correctores dentales de metal cuestan entre $5,000 y $6,000. Ten en cuenta que los costos directos probablemente serán más altos si eliges correctores dentales que no sean de metal. Revisa la evidencia de cobertura, el resumen descriptivo del plan o el contrato de servicio dental para grupos, para saber si tu plan dental cubre el tratamiento de ortodoncia para adultos. Además, debes pedirle a tu dentista que envíe un presupuesto previo al tratamiento dental (también llamada predeterminación) para que puedas conocer con anticipación cuáles serán los costos directos.

¿Cómo puedes averiguar si necesitas correctores dentales?

Consulta con tu dentista y pide una evaluación. Según la complejidad de tu caso y si el dentista hace o no trabajos de ortodoncia, podrá optar por proporcionarte un tratamiento o referirte con un ortodoncista (dentista que se especializa en el diagnóstico, la prevención y el tratamiento de irregularidades dentales y faciales).

La primera consulta ofrece la oportunidad de preguntar sobre el tratamiento de ortodoncia.

¿Cuáles son los costos?

¿Cómo solucionarán mi problema los correctores dentales?

¿Cuánto tiempo tendré que usar correctores dentales?

¿Qué experiencia tiene el dentista con mi problema particular?

¿Podré programar citas en horarios convenientes?

¿Qué tipos de correctores dentales hay disponibles?

Los correctores dentales son aparatos hechos a la medida que usan presión aplicada para enderezar los dientes y para corregir la mordida. Si bien algunos médicos siguen a favor de los correctores dentales de metal por ser los más confiables, nuevos materiales y otros avances tecnológicos han logrado que los correctores dentales sean más pequeños y menos visibles. En lugar de metal, puedes usar correctores dentales de cerámica clara o del color de los dientes o alineadores removibles invisibles.

Tipos de correctores dentales1

Los correctores dentales de metal, hechos de acero inoxidable de alta calidad y adheridos a la parte delantera de los dientes, son los más comunes.

Los correctores dentales de cerámica clara se usan en la parte delantera de los dientes, igual que los tradicionales de acero. A diferencia de los correctores dentales de metal, combinan con el color de los dientes y se notan mucho menos. Lucen mejor, pero pueden romperse con más facilidad que los correctores dentales de metal.

Los correctores dentales linguales (u ocultos) tienen brackets que se adhieren a la parte posterior de los dientes y no se ven.

Los correctores dentales “invisibles” son una serie de aparatos transparentes, personalizados y extraíbles, denominados alineadores. Estos correctores dentales no sólo son menos visibles sino que también se pueden extraer para evitar que se adhieran alimentos y placa entre los dientes como ocurre con los de metal. Cada alineador se usa durante dos semanas y se extrae sólo para comer, cepillarse los dientes y usar hilo dental. Ésta puede ser una opción para las personas con problemas de espacio moderados.

¿Cómo adaptarte a vivir con correctores dentales?

Probablemente experimentarás cierta incomodidad o dificultad para hablar o comer cuando te coloquen correctores dentales por primera vez. Mientras los usas, mantén los dientes y los brackets limpios. Si utilizas correctores dentales cementados no extraíbles, los alimentos y la placa pueden quedar atrapados entre los dientes y las encías. Para reducir el riesgo de caries, sigue un régimen de cepillado, uso de hilo dental y enjuague y disminuye el consumo de dulces y carbohidratos. La buena higiene oral también puede prevenir las caries y la descalcificación (puntitos blancos) de los dientes.

¿Qué alimentos debes evitar?

Es una buena idea evitar los alimentos que pueden dañar o desprender los correctores dentales. Evita los alimentos duros como caramelos, zanahorias crudas, mazorcas de maíz, pretzels, frutos secos, palomitas de maíz y hielo picado. Otros alimentos que se deben evitar son aquellos pegajosos como caramelos, dulces masticables y goma de mascar. Estos alimentos pueden atascarse entre los dientes y las encías o torcer los alambres y ablandar las bandas o aflojar los brackets. Si esto daña los correctores dentales, el tratamiento puede prolongarse.

¿Debes visitar a tu dentista general durante el tratamiento de ortodoncia?

Recuerda que ir al ortodoncista no sustituye los controles dentales regulares. Debes consultar con tu dentista general para programar controles y limpiezas adecuadas para ti.

1Nota: Es posible que tu plan dental no cubra todos los tipos de correctores dentales. Si eliges una alternativa estética a los aparatos de ortodoncia cubiertos, es posible que puedas recibir una asignación para el costo del tratamiento, pero tú será responsable de pagar la diferencia. Debes pedirle a tu dentista que envíe un presupuesto previo al tratamiento dental (también llamado predeterminación) para que puedas conocer con anticipación qué aparatos están cubiertos y cuáles serán tus costos directos.

Fuente: ¿Los adultos pueden usar correctores dentales? Academia de Odontología General.

Última actualización: Octubre de 2007