La conexión entre la boca y el corazón

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), las enfermedades cardíacas cobrarán un estimado de 600,000 vidas cada año, lo que las convierte en la primera causa de muerte en los Estados Unidos.

¿Sabía usted que las enfermedades cardíacas y la salud oral están relacionadas? Existen dos conexiones diferentes entre las enfermedades cardíacas y la salud oral:

1.- Estudios han demostrado que las personas con la enfermedad de las encías (periodontal) moderada o avanzada son más propensas a padecer de enfermedades cardíacas que aquellas con encías saludables.

2.- La salud oral nos da indicios sobre la salud general. Los estudios han demostrado que la salud oral puede dar señales de advertencia sobre otras enfermedades o cuadros, incluyendo las enfermedades cardíacas.

Conexión Nº 1: Cómo la enfermedad de las encías aumenta el riesgo de sufrir ataques cardíacos

Según la Academia de Odontología General (AGD), como la boca es un camino de ingreso hacia el cuerpo, las personas que tienen enfermedad de las encías crónica presentan mayores riesgos de sufrir ataques cardíacos. La enfermedad de las encías (llamada gingivitis en sus etapas iniciales y enfermedad periodontal en etapas posteriores) se debe a la acumulación de placa.

Algunos investigadores han sugerido que la enfermedad de las encías puede generar problemas cardíacos porque las bacterias de las encías infectadas pueden desprenderse, ingresar al flujo sanguíneo, acoplarse a ellos y aumentar la formación de coágulos. Además, se ha sugerido que la inflamación causada por la enfermedad de las encías también puede desencadenar la formación de coágulos, lo que disminuye el flujo sanguíneo hacia el corazón, provocando un aumento de la presión sanguínea y el riesgo de sufrir un ataque cardíaco.

Factores de riesgo

Los estudios no han establecido si los problemas cardíacos ocasionan la enfermedad de las encías o viceversa. Esta es una tarea difícil porque muchos de los factores de riesgo para la enfermedad de las encías son los mismos que los de las enfermedades cardíacas:

Fumar

Mala nutrición

Diabetes

Sexo masculino

Conexión Nº 2: Cómo alerta la salud oral sobre las enfermedades cardíacas

Investigaciones recientes indican que más del 90% de todas las enfermedades sistémicas, incluidas las enfermedades cardíacas, presentan síntomas orales. Además, los dentistas pueden ayudar a los pacientes con antecedentes de enfermedades cardíacas mediante exámenes para detectar cualquier signo de dolor oral, infección o inflamación. Según la AGD, el diagnóstico y el tratamiento adecuado de las infecciones en las encías y dientes en algunos de estos pacientes llevaron a una disminución de la cantidad de medicamentos para la presión sanguínea y mejoraron la salud general.

Signos de advertencia de la enfermedad de las encías

Según la AGD, la enfermedad de las encías afecta al 80% de los adultos estadounidenses. Entre los síntomas que deben tenerse en cuenta para la enfermedad de las encías se incluyen:

Encías rojas, blandas o hinchadas

Encías sangrantes al cepillar o usar hilo dental

Encías que parecen estar separadas de los dientes

Mal aliento crónico o un sabor desagradable en su boca

Dientes que están flojos o separados entre sí

La prevención es la mejor medicina

Si bien la enfermedad de las encías parece estar asociada con las enfermedades cardíacas, se necesitan más estudios antes de que podemos afirmar con certeza que existe dicha relación. Las investigaciones no han demostrado que el tratamiento para una de estas enfermedades ayudará a la otra, pero sabemos que los controles dentales regulares, las limpiezas profesionales y las prácticas de buena higiene oral pueden mejorar la salud oral y, por lo tanto, la salud general.

Aunque los exámenes dentales y las limpiezas regulares son necesarias para eliminar las bacterias, la placa, el sarro y para detectar los primeros síntomas de la enfermedad de las encías, usted puede desempeñar un papel importante en la prevención de la enfermedad de las encías:

Cepíllese durante dos o tres minutos, dos veces al día, con pasta dental que contenga fluoruro. Asegúrese de cepillar la línea de las encías.

Use hilo dental diariamente para eliminar la placa de los lugares a los que no puede llegar su cepillo de dientes.

Utilice un enjuague bucal para reducir la placa hasta en un 20%.

Lleve una dieta saludable que le proporcione los nutrientes esenciales (especialmente, vitaminas A y C).

Evite el cigarrillo y el tabaco sin humo.

Si tiene una enfermedad cardíaca:

Mantenga una boca saludable. Esto significa que debe cepillarse y usar hilo dental todos los días y visitar al dentista regularmente.

Asegúrese de que su dentista sepa que usted tiene un problema cardíaco e infórmele toda su historia clínica, incluyendo cualquier medicamento que esté tomando actualmente.

Siga cuidadosamente las instrucciones del médico y del dentista sobre el cuidado de la salud, incluso el uso de medicamentos recetados, como antibióticos, según se indique.

Parte de la información es cortesía de la Academia de Odontología General. Tercera Encuesta Nacional de Evaluación de Salud y Nutrición (NHANES III). Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

Última actualización: Mayo de 2011